avance

0%
“Medalleo” y Punto Final
¿Acaso el éxito de un país depende de la cantidad de medallas?

cotidianidad
economía

Pablo Torres Corpus

Economista






Aprende

hace 401 dias


90 seg

A unas horas de concluir los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro la cosecha mexicana es muy pobre, apenas una de bronce. Esto ha propiciado un desánimo nacional y una frustración que supone que el país es una miseria en todo por no obtener más medallas.

 

Los lamentos y añoranzas vinculan la prosperidad de una país con el número de preseas obtenidas.

 

Muchos toman el medallero o número de medallas ganadas como un indicador de competitividad, bienestar, desarrollo o grandeza de las naciones y base para su admiración e imitación.

 

Sin embargo el medallero oficial no es ni puede ser reflejo de éxito económico ni de desarrollo de ningún país, es más, en términos estrictos el medallero oficial no sirve ni para medir el éxito deportivo o salud de un país.

 

Por ejemplo, si el medallero lo analizamos en “medalleo” per cápita; es decir número de habitantes por medalla (sin importar si es de oro, plata o bronce) encontramos que las potencias que arrasan con las preseas no son las que aparecen en el cuadro oficial. Bajo la medida de medallas per cápita los jefes son países que en algunos casos apenas ubicamos.

 

Aún falta conocer los números definitivos de Río, pero si analizamos las estadísticas de los pasados Juegos Olímpicos en Londres, encontramos que bajo el conteo tradicional, el gran ganador (como casi siempre ocurre) fue Estados Unidos seguido de China e Inglaterra con un total de 104, 88 y 65 medallas respectivamente, México quedó entonces en el lugar 33.

 

Pero si dividimos el número de habitantes del país ganador por medalla obtenida hace cuatro años los resultados cambian.

 

Bajo el "medalleo" per cápita, Estados Unidos ocupa el lugar 49 con una medalla por cada 3 millones 13 mil habitantes; China, el sitio 74 con una medalla por cada 15 millones 310 mil habitantes e Inglaterra tiene el lugar 23 con una medalla por cada 958 personas. México esta apenas debajo de China en el sitio 75 con una medalla por cada 16 millones de paisanos.

 

Bajo el mismo criterio el primer lugar es para la isla de Granada con una medalla por cada 111 mil habitantes, seguido de Jamaica con 225 mil personas por medalla y el tercer lugar lo ocupa Trinidad y Tobago con una medalla por cada 329 mil personas.

 

Existen muchas formas de ponderar y analizar el medallero olímpico, tal vez la del “medalleo” per cápita sea una de las más simples, sin embargo, este y otros análisis evidencian que para el triunfo olímpico, no es suficiente ser un gigante demográfico como China, India o Indonesia.

 

Ni ser rico como Suiza, Noruega, Holanda o Estados Unidos; para el éxito olímpico los índices tradicionales poco pintan, parecen más importantes los subsidios focalizados, disciplina esfuerzo y desde luego el inmedible talento y coraje individual.

 

Al momento los números en medallas per cápita poco se ha movido en lo general, la excepción parece ser México que pasó de tener una medalla por cada 16 millones de habitantes en 2012, a tener una medalla por cada por cada 112 millones de habitantes y sin esperanza de repunte.

 

Los Juegos Olímpicos deben ser vistos como elementos de distracción, admiración, inspiración y ventana al talento humano, sus resultados no deben ser tomados como indicadores económicos, de bienestar o competitividad y al menos en nuestro caso y por esta ocasión tampoco como termómetro del ánimo nacional.

 

Punto Final

El vino: Del Viko 2013, Nebbiolo, Zinfandel, Tempranillo, Grenache, Cabernet Sauvignon, Syrah, Cabernet Franc y Merlot, Valle de Guadalupe, México; Guarda: 5- 7años; $ (+-) 430.

 

El libro: "Porfirio Díaz, su vida y su tiempo: la guerra", Carlos Tello Díaz, Debate, 2016, $ (+-) 300.

 

El disco: "The Essentials: The Drifters" The Drifters, Rhino Entertrainment 2002  $ 110 (iTunes)

una probadita aquí: 



 

torrescorpus@smartia.digital

 

smartia, 2016. Derechos reservados