avance

0%
7 cosas que tu marca debe de tener para llegarle a los millennials
Estamos ante un mercado bastante... especial.

inventiva
marketing

Karlis Gama

Visualista






Aprende

hace 172 dias


180 seg

Ok, ya hablamos de la Generación Z que viene a redimirnos, pero ¿qué hay con la que actualmente empieza a tener poder adquisitivo? Así es, los benditos millennials. Si te interesa saber qué y cómo compran, sigue leyendo.

 

Los millennials son la generación más diversa de la historia; tienen menos en común uno con otro que cualquier otra; por lo tanto, encapsularlos a todos como hiperconectados, consentidos y con un gran déficit de atención es cegarnos ante la multitud de características y actitudes que los nacidos entre 1980 y el 2000 tienen.

 

Si bien nuestra búsqueda de millennials en general puede arrojar resultados mercadotécnicos de ensueño; un joven veinte-treintañero con un buena capacidad de consumo enfocada a la autoindulgencia; los millennials en México son un poco más complicados de definir debido a los niveles socioeconómicos, educativos y culturales en los que se desarrollan; la realidad, mis queridos mercadólogos, es que la mayoría dista de los millennials globales.  

 

Hablamos que aproximadamente 42 millones de personas en México pertenecen a esta generación, apenas un poco menos del 10% tiene los medios reales para estar en el corazón de esta panacea del consumo. Un 38% imita estos estilos con un poco más de dificultad y el resto estará en una circunstancia más bien aspiracional-vivencial; es decir, emulan estos hábitos con muy poca frecuencia o a un precio más accesible; o bien lo hace con sustitutos, pero dotándolos del mismo significado.


Sin embargo, se pueden deducir algunas estrategias para posicionarse con esta generación.

 

1. Marketing omnicanal

 

¿Tu página funciona en un móvil? ¿En tablet? ¿Carga rápido? ¿No? Has perdido la primera batalla. La mayoría de los millennials se conectan a internet por medio de un smartphone (de preferencia desde un wifi público), sin embargo no quiere decir que hayan dejado del todo las computadoras, y algunos (pocos) aún usan otros medios de comunicación. Hay que asegurarnos que nuestras comunicaciones sean omnicanal, es decir que aparezca en una variedad de dispositivos y canales, manteniendo una coherencia entre todos para generar una experiencia con el cliente que le genere un amorcito por la marca (o sea, engagement).



 

2. La vida del millennial no es lineal.

 

Los millennials, a diferencia de las generaciones anteriores, están más abiertos a tomar estilos de vida alternativos; poco caso hacen a las etapas de la vida tradicionales. Buscan un estilo de vida que les permita tener experiencias significativas (viajes, gastronomía exótica, por sólo citar algunos) que necesariamente implican tiempo: por eso, su búsqueda de empleo requiere horarios flexibles, la posibilidad de hacer home office para cuidar a su perrhijo enfermito o de plano ser nómadas digitales. Por supuesto, hay padres y madres millennials, pero sus enfoques hacia la crianza de los hijos dista mucho de las generaciones pasadas. Las marcas deben tomar en cuenta esto y adaptarse a los diferentes nichos.

 

3. Consumo mediático también es consumo.

 

Como mencionábamos, un buen número de millennials tiene una actitud de consumo aspiracional-vivencial. Parte de ellos seguramente se dedicará al consumo de contenido mediático de las experiencias de otros millennials que sí tienen los medios para adquirir bienes servicios, y que además gozan de tiempo para subirlo a las redes. A los primeros les han llamado “collectors”, a los segundos “exhuberants”. Los collectors son una buena parte del público de  bloggers como Alan por el Mundo o bloggers de moda.

 

Si el millennial pertenece a un sector con capacidad de consumo de bienes y servicios, compran cada vez más desde una pantalla: bienes y servicios personales (30%), reservaciones y boletos (16%), computadoras y software (14%) y aparatos electrónicos (13%). Por supuesto, espera que todo le llegue a su casa y personalizado. En este punto, es necesario que en México los supermercados y las tiendas de electrodomésticos se pongan las pilas en sus experiencias de compras, que son, fatales. Y si tu compra lleva demasiados clics (¡hola VOLARIS!), los sacarás de quicio.

 

Vale la pena mencionar que la tendencia de consumo del millennial va hacia  compartir: parece que en el futuro ya no vamos a tener nada y vamos a rentarlo todo. ¿Pruebas?: Uber, Spotify, Netflix. Abre además, tus opciones de pago, ya que la más común en esta generación es el débito, y no el crédito como sus padres.

 

4. Creativo

 

¿Has visto los proyectos de Kickstarter, Fondeadora y Donadora? ¿Cuáles son los más exitosos? Suelen ser aquellos que realmente resuelven problemas que nunca antes alguien pensó siquiera en mirar  o que encierran verdadera originalidad, ya sea en su contenido o incluso en el mero diseño. Tus call to action, obviamente, deben ser interesantes, inteligentes, sobresalientes. Puntos extras si tu producto, tu publicidad o tu rrpp, está hecho bajo criterios de sustentabilidad ecológica, apoya a una institución de corte social o una parte de las ganancias serán donadas a refugios de perritos.

 

5. Transparencia y autenticidad.

 

En una era donde la información se filtra fácilmente y su verificación está a un clic de distancia; las marcas deben ser auténticas y transparentes, incluso al lidiar con sus crisis. ¿Declararte ecológico y usar aceite de palma de una selva al borde del cataclismo? ¿Candidato que se dice nuevo y sin vicios cachado en un escándalo económico? Ya sabes que serás crucificado con memes y hashtags provocadores. Todo quedará registrado en los timelines y muros de los usuarios. Es simple: No prometas como marca algo que no puedes cumplir, solo por ir con la corriente; ayer tal vez te la creían, hoy ya no. Esto, de hecho, va muy de la mano del siguiente punto.



 

6. El servicio es básico.

 

Si pensaste que sólo las grandes marcas y los políticos eran fusilados en las redes, el servicio se somete cada vez más a prueba, debido a lo fácil que es hacer un review en sitios como Trip Advisor, Local Guide de Google y por supuesto, las opiniones de Facebook. Los millennials son más exigentes (¡por fin!), más críticos y si leen un comentario pésimo de tu restaurante (o peor, viven una mala experiencia) es probable que lo descarten y lo griten a los cuatro vientos. Esto también aplica para tu producto, ¿no son maravillosos los reviews de Amazon?

 

7. Compromiso social.

 

Como platicábamos en el punto número 4, si tu producto o servicio tiene valores que permitan forjar un cambio en la sociedad (fines altruistas, ecológicos, científicos), es probable que el millennial se fije en ti. Tienen una nueva visión del mundo, están interesados en arreglar lo que las generaciones pasadas echaron a perder. Eso sí, busca que la interacción se realice desde una pantalla, ya que son partidarios del ciberactivismo y desean resolverlo todo desde su celular. Si los haces salir de su zona de confort (y de la casa) eres mi ídolo.

 

¡Hasta la próxima!

 

 

 

Fuentes:

VELAZQUEZ, Karina, “Millenials en México, un mercado menos homogéneo de lo que se cree, Marketing E commerce, 9 nov. 2016, (4-4-17). http://marketing4ecommerce.mx/millennials-en-mexico-un-mercado-menos-homogeneo-de-lo-que-se-cree/

VELAZQUEZ, Karina, “3 tips esenciales para hacer marketing digital para millenials), Marketing E commerce, 22 mayo 2015, (4-4-17). http://marketing4ecommerce.mx/3-tips-para-marketing-digital-millennials/

MILLER, Dinorah, “Paradojas de los millenials a la mexicana”, Tribuna Milenio, Milenio, (4-4-17). http://www.milenio.com/tribunamilenio/alguien_entiende_a_los_millennials/millennials-jovenes_millennials_mexicanos-entender_jovenes_millennials_13_544875509.html

GUTIÉRREZ-RUBÍ, Antoni, “6 rasgos clave de los millennials, los nuevos consumidores”, Negocios, Forbes, 22 de diciembre 2014, (4-4-17). https://www.forbes.com.mx/6-rasgos-clave-de-los-millennials-los-nuevos-consumidores/#gs.VdI0krU

 

 

¡Hola! Soy Karlis Gama; obsesiva, colorida y visualista. Me especializo en diseño y en el estudio y difusión de este sutil y hermoso oficio. Conoce mi trabajo, llámame si quieres aprender sobre esta disciplina y sígueme en las redes sociales (incluyendo la del pajarito).

smartia, 2016. Derechos reservados