avance

0%
Al parecer la productividad está ligada con el arte de comer ranas
Y este es el secreto de muchas personas productivas.

de 9 a 6
shortcuts

Mariano Tello

Empresario






Aprende

hace 508 dias


120 seg

¿Qué demonios es comerte una rana? ¿Por qué lo leo en todos lados? “Begin your day eating at least 3 frogs” (Comienza el día comiéndote 3 ranas). ¿De chocolate o qué? ¿o cómo? Obviamente lo busqué en Google y después de refinar la búsqueda (por que me aparecieron recetas para cocinar ranas), encontré el misterioso y productivo significado.

 

De acuerdo al folklore popular, Mark Twain alguna vez dijo que lo primero que debes de hacer por las mañanas es comerte una rana viva (yummi). Entonces, podrías ir a lo largo de tu día con la satisfacción (y sabor en la boca) de saber que la peor cosa que te podía suceder durante el día ya pasó. Por lo que, ya aterrizado a nuestro contexto productivo, tu rana es la tarea más grande, más importante y menos agradable, la que normalmente haces a un lado con decenas de excusas.


 

¿Por qué es importante comerte las ranas durante la mañana?

 

En primera por que al inicio de tu día laboral tendrás mayor energía para: trabajar, pensar, ser creativo, aguantar, concentrarte y no aburrirte. En este momento estarás más apto psicológica y física mente para resolver estos problemas.



 

En segunda, si estás ignorando deliberadamente estos problemas/actividades de seguro estás haciendo otras tareas en su lugar, las cuales pueden no ser importantes (a final de cuenta estás postergando algo y llenando el vacío en su lugar.)

 

En tercera, por que al haber terminado ya la peor actividad del día, tendrás más disposición y alegría en continuar trabajando en otras cosas durante la jornada.

 

Digo, puede parecer normal dejar lo más grande y complicado hasta el final, pero debemos buscar mecanismos para ayudarnos a cambiar esto. Puedes por ejemplo darte una recompensa cada vez que termines con la rana “más fea” del día, como un frapuccino caramel venti (sólo procura comer puro apio el resto del día).




También puedes empezar a descomponer esa gran tarea en pequeñas actividades que sean más fáciles de terminar. Así en lugar de hacer “un congreso de MKT” puedes mejor lograr “poner nombre al congreso”, “hacer lista de conferencistas (pueden invitarme si gustan)”, “buscar patrocinadores”, etc…

 

Recuerda que si logras convertir esta “comedera de ranas” por la mañana en un hábito, entonces en automático crearás un mecanismo adictivo de productividad, donde siempre buscarás terminar con las actividades más grandes e importantes de todo lo que te propongas, siendo por ende muy, pero muy productivo ( y eso es sex appeal para los jefes y los ascensos).

 

¿Entonces? ¿Cuántas ranas te vas a comer hoy?

 

Gracias por leerme, soy Mariano Tello. Soy Co-fundador y escritor de Smartia, así como CEO de Red Media (marketing digital y redes sociales). Doy platicas y conferencias sobre tecnología y marketing digital. Puedes contactarme para trabajar, hablar en tu evento o tener una plática en tu podcast. Estaré encantado de saber de ti. Sígueme en Twitter como @MarianoTello o en Snapchat como Marianotello

 

smartia, 2016. Derechos reservados