avance

0%
Capitán Reseña de Captain Fantastic
Siempre al pendiente de los últimos lanzamientos para el entretenimiento hogareño, llega esta película sobre una familia...

escape
interludio

Andrés C.

Escritor






Analiza

hace 1814 dias


140 seg

... y su intento de escapar a la cultura.


Captain Fantastic, de Mike Ross, es la historia de una familia que escapa de la putrefacción social actual norteamericana y trata, alejándose al bosque, de llevar a los seis hijos hacia la excelencia mental y física, cazando, tocando música, leyendo y ejercitándose, viviendo de la naturaleza. Encontramos a la familia durante una crisis seria; la mamá, codiseñadora del plan idealista extremo de crianza, es bipolar y debido a un ataque severo de depresión va a instituirse mientras que el jefe de familia, Ben, (interpretado por Viggo Mortensen, mejor conocido como Aragorn en la trilogía del Señor de los Anillos, pero querido en mi corazón por A History of Violence y Eastern Promises de David Cronenberg) continúa con la heterodoxa educación, esperando, con sus simpáticos muy bien educados hijos, noticias de la madre.



 

La aventura se pone en marcha cuando la rutina es violada por malas noticias que obligan a la familia a salir de idílico retiro y regresar a la sociedad que rechazan, encontrando problema tras problema, sobre todo a la hora de reencontrarse con el pesado padre tradicionalista de la mamá. El viaje de regreso al mundo de los gordos y tontos ordinarios, saca a la superficie el descontento por el programa educativo radical, poniendo a prueba la cohesión familiar.

 

Esta película no es técnicamente innovadora, va al punto, apunta la cámara y deja que la acción se desarrolle, hay muy poca pretensión cinematográfica, no hay flexión de músculo estilístico y es modesta a la hora de mostrar. Lo que vale la pena y es indiscutiblemente rescatable es el tema, buenas noticias de que no todo quien está produciendo cine hoy en día está cegado por el cinismo pesimista que viene con la consciencia de lo brutalmente difícil que es empezar a querer cambiar el mundo.



 

En este desierto del ánimo y la esperanza, Captain Fantastic se mantiene optimista y propone algo más que el usual antojo de resignación. Es refrescante su buena actitud y es en extremo útil el recuerdo de que hay alternativas al modo de pensar actual y que una vez hubo algo más que cómodo nihilismo. Es probable que quien haya superado la adolescencia o primera adultez, abatidos por el azote de los días y la cruda verdad de la naturaleza de la dinámica social, encuentre esta película un tanto ingenua, hasta ilusa, en su mensaje idealista, pero si se disfruta todavía del brillo y la inocencia de la juventud o se quiere recordar esos tiempos libres de amargura, denle una oportunidad.



 

Captain Fantastic salió al cine en México en septiembre de este año. No sé ustedes, pero tristemente yo no la noté en lo absoluto, tal vez sea mi culpa o tal vez no le pusieron mucho dinero a la publicidad, como sea ahora se puede disfrutar en DVD y Blu-ray.

smartia, 2016. Derechos reservados