avance

0%
El abogado del mal, un lobo con piel de oveja...
O el por qué debes de huir si te invitan a ver El Abogado del Mal..

escape
interludio





Analiza

hace 1010 dias


120 seg

No hay muchas opciones de películas nuevas en cartelera para aquellos que no están interesados en ver Suicide Squad. El pasado viernes 5 de agosto, además de este filme, se estrenó El abogado del mal (The Whole Truth), drama legal dirigido por Courtney Hunt, y protagonizada por Keanu Reeves y Renee Zellweger, quien estrena cara nueva, con una sola expresión y mucho menos encanto que la anterior.



 

El abogado del mal trata, como el título en español nos predispone, de un abogado, Richard Ramsey (interpretado por Keanu Reeves), quien deberá defender a un muchacho de 17 años acusado de haber asesinado a su propio padre (interpretado por James Belushi) de una apuñalada en el pecho, mientras su madre (interpretada por Renee Zellgewer) se “metió a bañar”. La pena, si se demuestra que el joven es culpable, podría ser cadena perpetua. El caso se complica porque él se niega a dar a la corte su versión de los hechos y como el juicio es tan difícil y Richard Ramsey no se da abasto para recabar pruebas, llama a Janelle, una abogada novata. Nótese mi sarcasmo.

 

Para no hacer la sinopsis más larga, El abogado del mal es una de las peores películas del año, es tan mala que en Estados Unidos ni siquiera tiene fecha de estreno. La mandaron primero a nuestro país para hacer algo de taquilla antes que los críticos americanos la hagan pedazos. Está mal escrita, es incoherente, los giros que toma el juicio y la resolución final no son creíbles. No hace honor a su título original, la verdad absoluta o completa del crimen nunca se sabe. La película dura aproximadamente una hora y media, y todavía creo que pudo haber durado media hora menos. Es tan inverosímil que pudo haber sido un episodio del programa de Telemundo Caso Cerrado, conducido por la doctora Polo; con la diferencia que éste logra ser más polémico y entretenido, es risible. El abogado del mal es aburridísima desde el comienzo.




Keanu Reeves jamás ha sido buen actor, a veces funciona en filmes de acción, pero nunca en dramas, es bastante limitado en recursos y matices, su voz es plana, no transmite nada. Reneé Zellweger está irreconocible después del cambio de rostro que se hizo. El personaje que interpreta es desesperante, es una mujer que sufre de maltrato físico y psicológico, su marido la insulta, la golpea y la viola todos los días, pero ella resiste el maltrato heroicamente para no perder los privilegios de estar casada con un millonario. Fue una mala elección para retomar su carrera después de seis años.



 

No se dejen engañar por el título que le pusieron en México, El abogado del mal no tiene nada que ver con El abogado del diablo, de 1997, también protagonizada por Keanu Reeves, y Al Pacino.



 

Aléjense de las salas de cine, yo sé lo que les digo. Si quieren ver dramas legales, mejor recurran a clásicos como 12 hombres en pugna (1957, Sidney Lumet) , El Veredicto (1982, Sidney Lumet), Testigo de Cargo (1957, Billy Wilder), Acusados (1988, Jonathan Kaplan) o Cuestión de Honor (1992, Rob Reiner).

 

Gracias por leerme, soy Víctor Manuel López Ortega. Soy novelista, arquitecto, maestro en comunicación, doctorante en arte y cultura, y columnista de Smartia, así como presidente de la Sociedad de Escritores Michoacanos (SEMICH). Imparto talleres, charlas y conferencias sobre literatura, cine y arte en general. Puedes contactarme para trabajar, hablar en tu evento o tener una plática en tu podcast. Me dará mucho gusto conocerte. Sígueme en Twitter como @VlomLoor o en Facebook.

smartia, 2016. Derechos reservados