avance

0%
Este es el manual de Carreño para el uso del correo
Hasta en el envió de correos electrónicos hay buenos usos y costumbres.

de 9 a 6
shortcuts

Mariano Tello

Empresario






Aprende

hace 477 dias


240 seg

Crédito de foto de portada: Mathyas Kurmann, https://unsplash.com/@mathyaskurmann


Acéptalo, tus modales a la hora de estar sentado frente a tu correo son atroces. Bueno, no tan así, pero lo más probable es que los hayas aprendido por tu cuenta y sobre la marcha. Podrían estar bien, podrían estar mal. ¡Oye!, ¡pero es algo muy subjetivo aquello de la etiqueta para los correos electrónicos! podrías pensar… Pero al igual que con los niños chiquitos, tal vez quieres cortar carne con la cuchara, y claro que podrás… pero ¿para qué batallar?

 

Estos 10 modales llegaron a mis manos antes de ingresar a mi maestría (supongo que era un indirecta). Y hoy que me acordé de ella se las comparto de mi ronco pecho (y con algunas alteraciones al lenguaje):

 

1. Siempre responde

 

No, no te quedes pegado a tu bandeja de entrada para responder 2 segundos después, pero sí responde siempre. Ya sea un FYI (para tu información), una reunión de trabajo o para ir a comer con un amigo. Que tu meta sea responder en menos de 24 horas, pero hazlo.

 

*No aplica para cadenas de oración, mensajes spam o fwds con chistes.

 

2. No la hagas al misterio

 

La diferencia entre que abran tu correo o te borren puede ser tu título. No te quedes en el “Hey” u “Hola”, mejor se explícito en lo que necesitas y en caso de urgencia dilo. Así obtendrás respuesta más rápido.

 

3. Oculta los direcciones

 

Si vas a enviar un mail a muchísimas personas, es mejor que uses alguna funcionalidad de tu libreta de direcciones o de tu cliente de correos que oculte las direcciones de todos los que lo recibirán. En primera por que es cansado el tener que hacer varios segundos de scroll para llegar al mensaje. Y en segunda por que a muchas personas no les agrada que reveles cuál es su correo a desconocidos. Tal como a muchos no nos gustaría que alguien anduviera rolando nuestro número de celular con personas extrañas.

 

4. Avisa a los demás de tus hábitos online

 

Si eres de las personas que checa su correo cada fin de semana, será mejor que le avises a los demás. De lo contrario muchos podrían enfadarse de que no contestas a tiempo o de que no te importa el trabajo. Mejor que sepan desde un inicio e igual se evitan el mail y te llaman.



 

5. Cuida tu lenguaje

 

Vivimos en una época donde el lenguaje escrito a evolucionado tanto que, no perdón, ha involucionado tanto que cometemos decenas de errores gramaticales y faltas de ortografía al utilizar nuestros celulares (por rapidez, conveniencia, qué se yo). Pero que esto no se traduzca a tus correos en la empresa. Aplica para NTP, LOL, BRB y WTF.

 

6.Conoce tu audiencia

 

De la misma forma que no te comportas igual en persona con tus amigos, tu pareja, tu abuela y el arzobispo de Francia, no lo hagas con los correos, forwards y ligas que mandas. Envíale a cada quién lo que estás seguro les será de interés ( y que no te odiarán en secreto). En el ambiente de negocios, nunca uses los correos oficiales para enviar cosas NSF (No seguras para el trabajo). Repito, NUNCA.

 

7. El aviso de ausencia

 

Si no estarás en la oficina por un periodo arregla para que tu cuenta envíe un automáticamente un aviso de ausencia a todos los que te escriban. Ahí avisas cuándo volverás y con quién dirigirse en caso de que sea algo urgente. Es una buena costumbre que soluciona muchos problemas cuando tú ni siquiera estás cerca de la computadora.

 

8.Mantenlo profesional

 

Mantén toda tu información personal fuera de tu correo de empresa. Podrían monitorearlo, podrías cometer un error y darle fwd a algo que no, podrían cacharte o igual te despiden y te avisan que ya borraron tu correo (y pierdes todo). Mejor, todo eso a tu mail personal.

 

9.El peligroso enviar a todos.

 

Antes de hacer click en este poderoso botón, piensa: ¿Todos deben de saber lo que voy a contestar? ¿De verdad, a todos deben de estar informados de lo que voy a contestar? Si lo dudas, no lo hagas. Cientos de inbox te lo van a agradecer, créeme.

 

10. Actualizar dirección.

 

Si dejas tu trabajo, cerciórate que los de sistemas arreglen tu correo para que todo lo que llegue sea reenviado automáticamente a la persona correspondiente. Si es necesario, indica en qué otro correo podrán encontrarte.

 

 

Gracias por leerme, soy Mariano Tello. Soy Co-fundador y escritor de Smartia, así como CEO de Red Media (marketing digital y redes sociales). Doy platicas y conferencias sobre tecnología y marketing digital. Puedes contactarme para trabajar, hablar en tu evento o tener una plática en tu podcast. Estaré encantado de saber de ti. Sígueme en Twitter como @MarianoTello o en Snapchat como Marianotello 

smartia, 2016. Derechos reservados