avance

0%
Florence Reseña Jenkins de Florence Foster Jenkins
Siempre al pendiente de los últimos lanzamientos para el entretenimiento hogareño, llega esta divertida comedia sobre la peor cantante de

escape
interludio

Andrés C.

Escritor






Analiza

hace 1764 dias


120 seg

Florence Foster Jenkins de Stephen Frears es la historia basada en hechos reales de Florence Foster Jenkins, una mujer adinerada del Nueva York de los 40’s con gusto por el canto a pesar de contar con cero oído musical.



 

Entramos el mundo de esta peculiar mujer (interpretada por la maestra Meryl Streep, conocida, entre otras miles de películas, por uno de los mejores más grandes tear jerks de la historia Sophie’s Choice) cuando, no contenta con sólo apoyar la escena musical neoyorquina, decide empezar a cantar, alentada superficialmente por su marido (interpretado por Hugh Grant, famoso por ser un cateto del triángulo amoroso de una de los mejores y más graciosas comedias románticas Bridget Jones: The Edge of Reason), un parasítico bien intencionado a pesar de todo actor frustrado. Para las clases de canto reclutan como acompañante en el piano al joven y peculiar pianista increíblemente nombrado Cosmé McMoon (interpretado por Simon Helberg también conocido como Howard en The Big Bang Theory). Así, Florence Foster Jenkins, nada enterada de su absoluta falta de talento, comienza su viaje hacia no-por-las-razones-deseadas fama. Su notoriedad, como una bola de nieve lista para ser avalancha, crece cuando, no satisfecha con su íntimo y contenido recital, la excéntrica mujer decide sacar un disco que uno encontraría más en la sección de comedia que ópera, que se vuelve la plática de la ciudad y como final de este, siguiendo la analogía, gigantesco alud de inocente y gracioso capricho, Florence, conmovida por el sacrificio de los muchachos luchando con Hitler y los nazis, da un masivo concierto en Carnegie Hall para los soldados, muy a pesar de su marido y acompañante quienes temen al ridículo arruina vidas.



 

Todo quien haya tenido pretensiones artísticas puede tomar una hoja del libro de Florence Foster Jenkins. Citando a la sabía mujer “La gente tal vez diga que no puedo cantar, pero nadie puede decir que no lo hice”, estas palabras de una de las peores cantantes de la historia, como se refirieron a ella varios críticos de su época, son porras y ánimo para seguir adelante con la actividad artística que se disfruta al encontrarse frente el dolor de la llaga de inseguridad y la cachetada súbita de la duda por la calidad de la obra.



 

Con lo anterior en mente, podemos pasar llenos de confianza a la reseña propia. Stephen Frears, celebrado por My Beautiful Laundrette, con el inigualable Daniel Day Lewis, en cuanto a lo técnicamente cinematográfico, la aleja, pero no la saca del parque, cumple con lo esperado y entrega una película de época bien hecha, pero no deslumbrante ni digna para los libros de historia del cine. En cuanto a la actuación, Meryl Streep, como es su costumbre, hace lo suyo y protagoniza como sólo ella puede; se aprecia que la actriz tiene sentido del humor, cosa que contagia, dejando a uno con una sonrisa tierna en la boca y un brillo en los ojos. En general, Florence Foster Jenkins es buena película y es totalmente digna de su tiempo.



 

Se estrenará el 6 de enero en los cines mexicanos.

smartia, 2016. Derechos reservados