avance

0%
House of Shakespeare

cotidianidad
política

Pablo Torres Corpus

Economista






Aprende

hace 374 dias


120 seg

En febrero se estrenó la cuarta temporada de la popular serie "House of Cards" (HOC) y desde entonces el melodrama o sus referencias aparecen en todas partes, saturan las redes con comentarios, memes, frases; publicaciones influyentísimas como The New Yorker, Washington Post, The New York Times, dedican amplios espacios a comentar o criticar la serie.

 

En un ámbito más modesto, mis timelines también se llenan de House of Cards, muchos de mis contactos se declaran abiertamente fans.

 

Particularmente me identifico con los fans y me da gusto que una serie dramática sobre política (tan devaluada en nuestros días) tenga tanto éxito y acerque a tanta gente a un mundo que les parecía lejano.

 

Celebro que una serie sin chistes, reposada en el sexo o celebridades pop, sea un referente de la televisión tan menospreciada hoy.

 

House of Cards es una magnífica serie, deliciosa, con un ritmo excepcional, casi nunca "se cae" , incorpora las tecnologías y circunstancias con maestría.

Pero, House of Cards no es el Santo Grial del drama político novelado, ni Underwood es el mayor genio de la intriga o el peor hijo de la chingada de la política en ficción.

 

Antes de la célebre serie de Netflix, hubo otras tantas que en proporción a su tiempo y medios al alcance fueron igual o más populares, y hoy siguen siendo trascendentales para comprender la dramaturgia, literatura o la propia House of Cards que basa buena parte de su éxito en la adaptación, apropiación, guiños, rasgos o referencias a dichas obras que desgraciadamente han caído en el olvido o que son desconocidas para muchos de los entusiastas fans del drama de Underwood.

 

Siendo William Shakespeare el autor de autores no es raro que sus obran marquen la trama de HOC o al menos sean evocadas.

 

En términos generales House of Cards es una brillante adaptación de The Life and Death of King Richard III,  las constantes evocaciones no dejan lugar a dudas.

Underwood es similar en personalidad e intelecto a Ricardo III, pero eso es solo el principio: mientras Ricardo III alaba al Rey Enrique IV, Frank alaba al Presidente Garrett Walker.

 

Ricardo III hace que George de Clearence, sucesor del Rey Enrique salga de la jugada recluyéndolo en la Torre de Londres; Underwood se deshace del vicepresidente Jim Matthews, mandándolo a competir por la gubernatura de Pennsylvania.

 

Underwood y Ricardo III piden a los cercanos al poder los "den por muertos", aseguran que no buscan la máxima posición pero continuamente conspiran para lograrlo.

 

Contra todos los prejuicios Ricardo III busca conquistar a la viuda de Edward de Lancaster, Lady Ana; Underwood  contra todos los prejuicios conquista a Zoe Barnes y busca ganarse los favores de Jackie Sharp y Raymond Tusk.

Ricardo III mata a su esposa, Lady Ana y a su amigo y protegido Lord Hastings cuando ponen en peligro su poder o le estorban; Underwoood mata a Zoe Barnes y a su ahijado político Peter Russo.

 

Una vez que logran el poder tanto el inquilino de la Casa Blanca y el del Palacio de Buckingham eliminan a todos los que pongan en peligro su poder, así sucesivamente traicionan, amenazan y conspiran.

 

En momentos clave de su vida Ricardo y Frank tienen alucinaciones con las personas que han matado.

 

Desconozco que pudiera pasar en la quinta temporada de House of Cards, pero si siguen con las similitudes en la trama de Ricardo III tal vez Frank acabe pidiendo cambiar su reino por un helicóptero.

 

Punto Final

 

El vino: Tierra Adentro 2012, Cabernet Sauvignon 65%, Malbec 25% y Merlot 10% $ (+-) 380.

 

El libro: "Las bestias negras", Jaime Mesa, editorial Alfaguara, 2015, $ (+-) 260.

El disco "Collection Remastered Vol 1"  The Traveling Wilburys. Rhino Records 2007.  $ (+-) 250.

 

@torrescorpus

  

smartia, 2016. Derechos reservados