avance

0%
(In)-dependientes y Punto Final
¿CIUDADANOS SIN PARTIDO, NI LIGAS O RELACIONES CON GRUPOS DE PODER?

cotidianidad
política

Pablo Torres Corpus

Economista






Analiza

hace 612 dias


190 seg

(In)-dependientes y Punto Final

La primera vez que oí sobre candidatos independientes fue en voz de Jorge Castañeda Gutman, hace más o menos 12 años; el discurso base era crear candidaturas ciudadanas, sin partido, lejanas a grupos, cámaras o camarillas, prácticamente puro ciudadano sin ligas corporativas, sin partido y sin más interés que el bien común.

La propuesta no tuvo un impacto masivo, pero sí caló y generó simpatizas en la comentocracia, intelectualidad mexicana y un considerable grupo de ciudadanos principalmente de la Ciudad de México.

Por las trabas y prohibiciones legales la idea de Castañeda no avanzó, pero dejó un precedente político y legal en busca de su legalización apenas lograda.

Durante todos esos años de lucha y en las campañas de 2015, el eje del discurso siguió siendo prácticamente el mismo: ciudadanos sin partido, ni ligas o relaciones con grupos de poder formal o fáctico.

El más visible y exitoso de los candidatos independientes, Jaime Rodríguez, el Bronco hizo hincapié en ésta postura de plena independencia y autonomía frente a cualquier grupo de interés que no fuera el ciudadano.

Durante su campaña presumió que no tenía patrocinadores corporativos de ninguna índole, que se financiaba con lo que la raza lo alivianaba de a poquito.

También se ufanaba de no tener respaldo de televisoras ni de medios de comunicación, "puro feis, tuiter y esas madres".

El bronco pasó su campaña diciendo que no tenía padrinos de ningún tipo, ni de los partidos políticos, ni de gobernadores o empresarios, "pura raza" decía.

Y así, gracias a ese discurso, el desenfado y el hartazgo social llegó a la gubernatura de Nuevo León y para sorpresa de muchos (inclúyome), abandonó el discurso del antipadrinazgo, de la independencia ante todo grupo, cámara o corporación y se lanzó en busca de monopolizar a los aspirantes independientes.

A menos de dos meses de haber rendido protesta como gobernador de Nuevo León ya contaba con un equipo de "cazatalentos" que se dedica a cazar posibles candidatos a lo largo y ancho del país.

En todas las entidades donde se celebrarán elecciones este 2016 los "cazaindependientes" han hecho giras y sostenido platicas con cientos de personas en busca de que se sumen al proyecto "independiente" del bronco.

Aunado a esto, el propio Bronco promueve e invita de primera voz a personajes para convertirse en independientes pero a manera de franquicia.

Si, para ser independiente del Bronco hay que ser invitado por él o su equipo aceptar las propuestas, y listo podrían usar el color morado que identifica a los independientes del bronco.

Con estas premisas, el gobernador de Nuevo León ha logrado apadrinar sin tapujos, ni medias tintas a candidatos a gobernador en Veracruz, Zacatecas, Tamaulipas y Chihuahua además de más de 20 candidatos a presidente municipal y diputado local.

Cada fin de semana el bronco recorre el país en busca de fortalecer a los independientes, siempre y cuando se sumen a su proyecto; porque aquellos con los que no ha habido acuerdo, que no han sido del agrado de los "broncos", son ignorados.

De ninguna manera me quejo o censuro el trabajo del bronco por llevar agua a su molino, tiene toda la libertad de hacerlo.

Lo que me genera suspicacia es que los independientes hayan surgido y tenido tanto empuje gracias a su independencia y ausencia de padrinos o nexos corporativos, y que ahora el primer gobernador independiente busque hacer una especie de partido de independientes con las ventajas que esto podría generarle a su proyecto personal.

Tanto que se criticó a la uniformidad y la política franquicitaria y hoy el primer independiente los uniforma y busca agruparlos en un frente independiente donde el bronca sea el líder.

Por lo pronto ya tenemos a los "in"-dependientes del bronco, y a los independientes.

Punto Final

El vino: Megacero 2011, Merlot, Cabernet Sauvignon y Shiraz $ (+-) 430.

El libro: Sándor Márai "Liberación", editorial Salamandra, 2012, $ (+-) 230.

El disco: Sidney Bechet "Petite fleur": The Seeger Sessions. Phoenix Record 2012.  $ (+-) 190.

@torrescorpus

 

smartia, 2016. Derechos reservados