avance

0%
Juan Villoro ¿el poeta? Y Punto Final
¿Por qué causó tanto revuelo su premio?

cotidianidad
política

Pablo Torres Corpus

Economista






Analiza

hace 406 dias


180 seg

Severas críticas se han generado porque Juan Villoro es el ganador del Premio Iberoamericano de “Poesía” Ramón López Velarde que otorga el Gobierno del Estado de Zacatecas.

 

Connotados intelectuales han manifestado escozor porque Villoro haya ganado un premio de poesía sin ser poeta, sin haber publicado siquiera sonetos. Algunos han acudido al extremo de decir que el laureado carece de ética por aceptar un premio de poesía sin ser poeta.

 

Otros sencillamente han calificado al premio y ganador como un “enorme acto de corrupción que daña la memoria de López Velarde, el prestigio del premio y a la comunidad cultural”.

 

Mucha indignación porque Juan Villoro ganó el premio de “Poesía”, mucho escozor intelectual, pero con la pena: están mal.

 

En primera, el nombre oficial del galardón es “Premio Iberoamericano Ramón López Velarde”, no de poesía como se ha publicitado. No sé a quién se le ocurrió ponerle lo de poesía como adjetivo de exclusividad, pero no es oficial ni correcto.


Desde 1998 que creó el Consejo Técnico Ramón López Velarde que organiza el Festival y el Premio Iberoamericano, se estipuló que el nombre oficial es “Premio Iberoamericano Ramón López Velarde”, así consta en el artículo 23 de la Ley que Crea el Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde.

 

El artículo 25, fracción IV del mismo mandato especifica que es facultad y obligación de dicho Consejo: “elaborar, lanzar y difundir, estatal, nacional e internacionalmente, la Convocatoria para el Premio Iberoamericano “Ramón López Velarde”, en las modalidades de poesía, novela y ensayo”. Por tanto el famoso Premio no es exclusivo de poesía.

 

Aún así habrá quien argumente que aunque el premio no sea exclusivo de poesía, ha sido una tradición entregarlo a poetas. Pero tampoco.

 

En la historia del premio ha habido galardonados de las modalidades estipuladas en la ley: poesía, novela y ensayo.

 

En 2014 el gran Guillermo Sheridan ganó el Premio sin ser poeta, es uno de los mayores especialistas en poesía moderna, pero no poeta, su trabajo se centra en el ensayo, crónica y narrativa.

 

Antes en 2009, Evodio Escalante un excelso teórico y crítico literario obtuvo el galardón sin ser poeta;  en la misma circunstancia se encuentran los ganadores del premio en 1998, don Juan José Arreola y José Luis Martínez, ambos ensayistas, editores, críticos y cronistas pero no poetas. Hasta Carlos Monsiváis, obtuvo el premio en 2006.

 

Sigo atentamente el Premio Iberoamericano prácticamente desde su creación y nunca había visto tanto reclamo por quién fuese el ganador, ni con Carlos Monsiváis, cuya producción poco abonó a la crítica o legado de López Velarde, hubo siquiera interrogantes.

 

Desconozco si hay algún fondo en la animadversión hacia Juan Villoro, pero intuyo que más que maldad le tocó como a tantos, el mal del mame, ser famoso en el momento de ocio de algunos trolecillos “culturales".

 

Por lo demás, la divulgación que Villoro hace de “las históricas pequeñeces” de López Velarde es delicada, inteligente y de enorme calidad.

 

La novela “El Testigo”, le dio a Villoro acceso estelar a la “Suave Patria”, la admiración de Juan a Ramón quedó coronada con el discurso que el hoy galardonado brindó durante su acceso al Colegio Nacional.

 

Por divulgación y calidad literaria no hay nada que regatearle a Villor0, el único reclamo será lo brevísimo de su estancia en Jerez y Zacatecas.

 

Punto Final

 

El vino: Concierto 2012, Cabernet Sauvignon, Merlot, Ruby Cabernet, México $ (+-) 680.

El libro: "Move Up", Clotaire Rapaille, Andrés Roemer, Taurus, 2013, $ (+-) 240.

El disco: "Riding with the King" B.B. King & Eric Clapton, WEA Japan, 2000  $ (+-) 190 una probadita aquí: http://www.youtube.com/watch?v=gDR1-JD4Sms

 

torrescorpus@smartia.digital

smartia, 2016. Derechos reservados