avance

0%
La familia y Punto Final
ACERCA DE LOS DISTINTOS PUNTOS DE VISTA DE LA PALABRA FAMILIA.

cotidianidad
política

Pablo Torres Corpus

Economista






Analiza

hace 485 dias


180 seg

La semana pasada dediqué este espacio a comentar el acierto presidencial para dar equidad de derechos civiles a todos los mexicanos sin importar, edad, género, sexo, etnia o religión.

 

Reconozco que esperaba un peor recibimiento, pero afortunadamente no fue así, la mayoría de los que escribieron al respecto manifestaron simpatía; aunque los que manifestaron desaprobación fue minoría, si fueron más extensos y en algunos casos agresivos.

 

De los argumentos recibidos retomo los que insisten en que el matrimonio igualitario pone en peligro a la familia y me invitan a reflexionar en el respeto y cuidado de la familia.

 

Me dicen que "la familia se ve acechada hoy, en nuestra cultura, por un sin fin de graves dificultades, al tiempo que sufre ataques de gran calado, que a nadie se nos oculta. Ahí tenemos legislaciones contrarias a la familia, la acción de fuerzas políticas y sociales, a la que se suman movimientos y acciones del imperio gay, de ideologías como el feminismo radical o la más insidiosa de todas, la ideología de género".

 

De acuerdo a los correos que recibí "la verdadera familia nace asentada en el matrimonio de un hombre con una mujer para preservar el amor y la alegría por la vida".

 

Me aseguran que: "la familia, santuario del amor y de la vida, existe para que cada persona pueda ser amada por sí misma, y aprenda a darse y a amar". Y otras linduras por el estilo.

 

Después de leer los argumentos pro familia y la postura religiosa mi conclusión es sencilla: confunden "boda religiosa" con familia.

 

Y claro que no comparto ni remotamente su concepto de familia, yo crecí lleno de amor, cuidados y sana convivencia gracias a mi familia que estaba integrada por mi mamá, mi hermana, su esposo, su hijo y dos tíos abuelos; no era el modelo que me invitan a defender mamá, papá e hijitos, pero puedo asegurarles que fui igual de pleno y feliz que muchas familias "verdaderas" y también que viví mucho mejor que muchas familias "tradicionales".

 

Pero no fui el único en mi escuela y entorno, tuve muchos conocidos plenos y felices que vivían con su papá y tías, otros tenían a sus padres separados, otros sólo con alguno de los padres o abuelos, etcétera y al paso de los años sólo he podido constatar que no importa como esté conformada la familia siempre y cuando prevalezca el respeto y el amor.

 

No entiendo cómo me dicen que la familia es la fuente verdadera de amor y desconocen como familia a la unión de dos o más personas que se aman, y no me refiero únicamente al amor carnal, no, también hay familias que se forman en base al amor filial o platónico sin que vaya de por medio algún asunto sexual, solo amor sin adjetivos.

 

Ahí están las familias formadas por abuelos que crían nietos o sobrinos que cuidan tíos, hermanos solteros o amigos entrañables.

 

Si nos atuviéramos sólo al concepto de familia que dicen defender muchos nos quedaríamos sin "familia", en primer lugar los sacerdotes que no tienen esposa e hijos.

 

La mejor forma de proteger y cuidar a la familia es reconociéndola en todas sus expresiones.

 

Es mayor riesgo social el sólo reconocer como familia a la unión formada por papá, mamá e hijitos; el amor familiar no necesita modelos, le urge tolerancia.

Una cosa es el matrimonio religioso y otra la familia.

 

Punto Final

 

El vino: Las Moras Black Label 2012, Cabernet - Cabernet, Argentina $ (+-) 320.

El libro: "Ética para Amador 2.0", Fernando Savater, Ariel, 2008, $ (+-) 150.

El disco: "The Extraordinary Garden - The Very Best of Charles Trenet. Parlophone France 1990  $ (+-) 160 una probadita aquí:

 


 

torrescorpus@smartia.digital

smartia, 2016. Derechos reservados