avance

0%
La lección de vida que me dejó mi prima y los Juegos Olímpicos.
Vidas de las que podemos aprender.

de 9 a 6
office Health





Aprende

hace 635 dias


360 seg

Se terminaron las olimpiadas. La verdad es que no las seguí muy de cerca como hubiese querido pero sí dejan un hueco en los contenidos de mi día. Me gustó mucho conocer las historias tras las medallas, las personalidades y biografías de algunos de los atletas, por lo que han tenido que pasar para lograr representar a su país, ideologías, filosofías de vida, de dónde vienen…

 

No sé si a ti te pasó, pero a mí me queda un sentimiento lindo de alegría al saber que tantos países de este mundo pueden convivir en torno a los valores que encierra el deporte. Sé que es un poco cursi este pensamiento pero, aunque hay muchos intereses económicos de por medio, es verdad que nos reunimos en torno al deporte y a los valores que éste conlleva, como disciplina, perseverancia, fuerza, fortaleza mental y emocional, superación, compañerismo y trabajo en equipo, liderazgo.

 

La vidas de la mayoría de los atletas son vidas que inspiran y de las que podemos aprender mucho. El fin de semana tuve la oportunidad de platicar con una prima mía que es atleta de alto rendimiento. Además de ser mi familiar la considero mi amiga y una inspiración en muchos sentidos, y lo que me hace pensar de la conversación que tuvimos es que este tema del deporte puede dejarnos grandes aprendizajes. El objetivo de mi reflexión es que te quedes con la idea de que puedes aprender algo de tantos atletas y estos aprendizajes los puedes llevar a tu vida diaria para crecer en tu desarrollo como persona.

 

Estilo de vida

 

Optar por el deporte es optar por un estilo de vida saludable en el que entra un gran trabajo de disciplina. Ella me empezó a platicar algunos de las sacrificios que tiene que hacer y de las cuales soy testigo. Ha tenido que salir temprano de algunas reuniones y no se desvela porque al día siguiente tiene que entrenar. Tere (mi prima) fue campeona nacional de ciclismo de montaña en la categoría sub 23, 4to Lugar en el mundial de triatlón X terra categoría 25-29, fue medalla de plata en las olimpiadas juveniles de México en ciclismo de montaña




Cuando me estaba contando estas categorías y este nivel de premios me sorprendí al verla tan normal, una más de las que estábamos ahí y pensé que realmente vivimos rodeados de personas extraordinarias, que hacen esfuerzos de los cuales no nos damos cuenta porque no los andan cantando al mundo. Y no es que quiera volverme una atleta de alto rendimiento pero sí me dieron ganas de meterme a alguna competencia de natación, que es el deporte que yo practico. Me da mucho gusto que esta cultura de la competencia sana se esté promoviendo tanto, hay muchas carreras de 5 y 10 km  y se promueve mucho el deporte.

 

Compites contra ti mismo

 

Es una realidad que he escuchado mencionar muchas veces, la comparación es inútil cuando nos lleva al autor reproche. Tere me decía, verme ahí en el mundial, a punto de competir y ver chicas de tantas nacionalidades me hacía ponerme muy nerviosa pero al mismo tiempo desafiaba mi confianza en mi misma, en mis marcas, en mis entrenamientos, y al final el rival más importante y al que hay que vencer en cada competencia es a ti mismo y así es en la vida. Pienso en tantas situaciones en las que en el día a día hay que vencernos a nosotros mismos, en el hábito que sé que no me hace bien, en la crítica, en no dejarme llevar por pensamientos y sentimientos negativos y alimentar los positivos, estar atento para escuchar a los demás. Cuando enfrentamos algún problema con nuestro carácter y que creíamos haber vencido pero que se manifiesta de nuevo, en estas situaciones hay que luchar contra nosotros mismos e intentar salir vencedores, cuidar la alimentación y el ejercicio… A ella le ayudaba pensar en sus entrenamientos, en las veces que se ha demostrado a si misma que puede eso y más. Es un buen recurso cuando nos enfrentamos a un reto pensar que ya hemos pasado por cosas similares o más difíciles y hemos salido vencedores, la autoconfianza, en las habilidades personales es un valor importantísimo para superarse a uno mismo constantemente.

 

Monitorear los avances

 

Salió también el tema de cómo iba midiendo los avances y las metas que se ponía y me gustaron mucho tres aspectos que mencionó:

 

Macro ciclo: Que es la meta a largo plazo. Aquí se refiere a la cantidad de masa muscular que quiere desarrollar, el peso que quiere tener y el tiempo en el que va a desarrollar la prueba, el objetivo general que quiere lograr.

 

Meso ciclo: La meta a mediano plazo. Cómo deben ser los logros a la mitad del camino, qué resultados debe haber alcanzado ya.

 

Micro ciclo: La meta a corto plazo, monitorear los avances semana a semana para asegurarse de que está en el camino.

 

Muy similar a lo que el coaching y la PNL nos han enseñado sobre las metas y mapa que hay que seguir para alcanzar nuestros objetivos, no sólo en cuestión deportiva, estos ciclos se pueden aplicar a cualquier área de nuestra vida.



 

¿Cuál ha sido tu experiencia más extrema, la que puso a prueba tu fortaleza tanto física como mental? – Le pregunté.

 

Creí que me iba a decir el mundial de triatlón en el que quedó en cuarto lugar porque además fue en Hawái… pero me dijo que:  “El camino de Santiago” – Ni siquiera fue una competencia… “Los primeros kilómetros todo súper bien pero las cosas se empezaron a complicar y los últimos kilómetros sentía que ya no podía más. El último día me quedaban como 100 km por recorrer y pensé, no hay manera de hacerlos caminando. Así que pedí prestada una bicicleta y me fui sola, en otro país, sin conocer a nadie, sin conocer la ruta, solamente siguiendo las flecha. Se me olvidaron unas cosas y tuve que regresar por lo que estuve  pedaleando como 2 horas demás… fue algo muy fuerte, tanto mental como físicamente. Llegó un momento en el que vi el mar, paisaje  que quería decir que ya estaba por llegar, que la meta estaba muy cerca;  me detuve a llorar y llorar, porque fue un recorrido muy, muy largo e intenso pero sobretodo fue algo demasiado fuerte como experiencia personal. El hecho de pensar que atravesé un país, que estuve 30 días caminando y hacer los últimos 100 kilómetros en bici fue la mejor manera en la que pude cerrar. Fue muy fuerte para mí y muy difícil porque por la euforia que tenía cuando estaba a punto de llegar le di demasiado fuerte a la bici y me caí, la bici se rompió y se seguía complicando la llegada.”

 

A lo que voy es que muchas veces los recorridos son complicados y a eso se le suman las fallas de nosotros como personas, en este caso me tuve que regresar y eso aumentó mi ansiedad por llegar al final lo que eso provocó un error en mi técnica, esto me hizo pensar que a veces nosotros mismos hacemos el trayecto más complicado de lo que es, pero al final de cuentas lo importante es que siempre llegamos, independientemente sea competencia o no es algo que disfruto mucho. El deporte no sólo te da la fuerza para romper tus propios records,  marcas y tiempos si no que te lleva a otra dimensión al permitirte conectar con tu cuerpo y con tu espíritu y “ver más allá” entonces es increíble.

 

También le pregunté que “¿Quién era el atleta al que más admira y porqué?”, me respondió que no admira a un atleta en específico si no a los atletas paraolímpicos. -Admiro a todas las personas que tienen una discapacidad, me impresiona mucho en el mundial, cuando los veo correr con prótesis, nadar con prótesis, ¿Cómo puede alguien nadar sin un brazo? Es algo que me impresiona ,me impacta y me llena de respeto hacia ellos hacia su fuerza de voluntad, que a pesar de su discapacidad hace la lucha y salen adelante a lo grande!

 

En lo personal también considero dignas de admiración a todas las personas que salen adelante a pesar de la discapacidad. Ponen en alto el listón de la libertad y de la voluntad humana.

 

Espero que te hayas quedado con algunos aprendizajes y que te propongas romper un record, Tú sabes cuál ;)

 

smartia, 2016. Derechos reservados