avance

0%
Mujeres conquistando el mundo
ESAS QUE ME HACEN CREER QUE PUEDO LOGRAR LO QUE SEA CUANDO LAS ESCUCHO CANTAR.

escape
corchea

Tanalasta

Melómana






Analiza

hace 951 dias


280 seg

Ayer me tocó ir a un evento en el que se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer, todo rosa, todo limpio, todo muy bonito y cuidado. Invitaron a mujerones de la vida política e intelectual del país que admiro porque tienen toda una vida de demostrarle al mundo que son unas chingonas y eso les ha dado cierta fama (buena o mala) y también les ha ganado algunas concesiones. Guadalupe Loaeza llegó muy tarde, y le pusieron un lugar en el estrado… porque se lo ha ganado (y no importa que llegue tarde).

 

Escribo esto mientras escucho el nuevo disco de Bonnie Raitt. Bonnie Raitt es esa que cantaba “I can’t make you love me” y pensé que sería apropiado hablar de mujeres en la música que me gustan y que simplemente, sin meternos en su vida, me ponen a pensar que puedo conquistar el mundo y llegar tarde sin que me importe, porque me lo he ganado. Bonnie Raitt es una de ellas. Ella recientemente le recordó al mundo que además de ser una damita, es una excelente guitarrista en el tributo que le hizo a BB King en los Grammys. Y como se perdieron ese momento, también pueden ver este otro donde cantó con la talentosísima Tracy Chapman (ella es la que canta esa canción “Fast car” de la que hicieron un remix muy popular recientemente).

 

También me gusta Sinead O’Connor, es de esas que me inspiran a cantar a todo pulmón. He llorado y reído con “Nothing compares to you” y me encanta cuando alguien más le hace covers. Sinead me cae bien porque es otra de esas mujeres que me hace pensar que definitivamente el estilo de hacer las cosas de una mujer es muy diferente al de los hombres,  y no por eso deja de funcionar. Y está un poco loca pero ¿y qué? Ya dio el viejazo ¿y qué? Ella hace lo suyo, lo hace con convicción y después de toda su trayectoria creo que se ha ganado ese derecho de criticar todo.

 

Nina Simone y Ella Fitzgerald me hacen sonreír siempre, aunque también tienen el poder de hacerme sentir nostalgia. Estas dos cantantes tienen esa habilidad de hacerme pensar que la vida es bella, es terrible, es increíble, es una tragedia. Todo al mismo tiempo. Las puedo escuchar para trabajar, para salir a caminar, en un viaje largo en carretera, en una tarde de relax junto a la playa, en una mañana lluviosa acompañadas de una café. Mujeres que hoy están en la lista de LAS voces más icónicas y nadie les va a quitar ese título. También tienen el poder de hacer sentir sexy a cualquiera. Se los juro. Tienen algo que añade sensualidad a todo lo que tocan con esa pizca de nostalgia que funciona para todo.

 

Otras dos mujeres que me gustan y que creo que de todas las mencionadas en este texto son las que más se mantienen en el imaginario colectivo de la cultura pop son Janis Joplin y Deborah Harry (Blondie). Puede que las niñas de hoy no sepan quienes son o por qué las cantan, pero les aseguro que alguna de sus canciones se han de saber y son de esas que las hacen sentir poderosas. Yo vi a Blondie en vivo hace unos años y en serio que esa mujer tiene la presencia en el escenario que ya quisieran muchas que hoy llenan arenas y estadios. Esa presencia (como la de Janis) de alguien que se ha ganado su lugar en este mundo trabajando mucho por eliminar los estereotipos de género y le importa un carajo lo que piensen ya de ella.

 

Finalmente Stevie y Carly, no tienen nada que ver la una con la otra pero, las relaciono porque una tiene el poder que a la otra se le atribuía en “Little black book”. La película que en español se llama “Las novias de mi novio” (o algo así) y empieza con la fallecida Brittany Murphy explicando que su mamá estaba convencida que todos los problemas se podían resolver escuchando a Carly Simon. Eso me pasa con Stevie Nicks y si no me creen que su voz y su música hacen magia, creanle a los directores de American Horror Story cuando le dedicaron un papelón de bruja mayor en Coven. Stevie sabe cosas, trust me.

 

Estoy segura que en su momento hubo un Kanye que les quiso arruinar su ola de momentum por ser mujeres, por ser de color, por ser rubias, por ser hippies, por ser gordas… por lo que sea, porque así son (somos) con las mujeres. Pero no les importó, ellas siguieron trabajando, haciendo lo que creían era lo mejor para ellas y el reconocimiento (aunque a algunas les llegó tarde) las sigue hasta el día de hoy independientemente de sus tragedias personales. Eso me hace creer que podemos conquistar el mundo. Sólo hay que seguir haciendo lo que hacemos mejor. (Hang in there Taylor!).

 

Recomendación musical: City of the Sun. Hablando de que no te importe nada y pelear por los sueños propios, este año estrenaron disco y se presentarán en SXSW… pensar que hace un año tuve la fortuna de escucharlos en vivo, tocando en un rincón de Central Park intentando vender sus discos por un dólar, peleando con la policía para que los dejara tocar y entreteniendo a los niños #goals.

 

https://open.spotify.com/artist/4DkYxtaASIKQnk4Gj0TB7k


smartia, 2016. Derechos reservados