avance

0%
Quelite
DE PLANTAS Y AMANTES

palabra

Palabra del Dia

Iluminar






Aprende

hace 951 dias


60 seg

Los quelites son hierbas silvestres comestibles mexicanas. Si piensas que te son totalmente ajenos y que jamás los has probado, déjame decirte que ¡no! Algunos de los quelites más conocidos son el quintonil, el pápaloquelite, el huazontle, los romeritos, la verdolaga, la chaya, la hoja santa, y el berro, entre otros.

 

Viene del náhuatl quílitil, que es la palabra que usaban para referirse a las plantas de follaje comestible. Se dan en las milpas de manera espontánea, son muy resistentes al clima y se recogen cuando aún están tiernos, ya que a mayor edad, más amargo es su sabor. Los pueblos prehispánicos tenían gran conocimiento sobre más de 500 especies de quelites, y las usaban de manera frecuente; y ¡cómo no! Sus variados aromas, colores y sabores componían parte importante de su alimentación, siendo ricos en fibra, vitaminas C y D, hierro y potasio en cantidades incluso más altas que las verduras introducidas por los españoles (acelgas, espinacas y lechugas).

 

Sin embargo a la llegada de los conquistadores, su consumo se redujo, ya que no apreciaban las plantas no cultivadas. En los últimos 500 años bajó de un 55% a un 90%, a pesar de ser ingredientes importantísimos en la comida mexicana. Hoy en día, han pasado de tener el estigma de comida de pobres a tomar su lugar en las altas cocinas, los mercados y las tiendas gourmet.

 

Sin embargo hay otra acepción a la palabra quelite. Se dice que alguien tiene un quelite cuando sobrelleva relaciones amorosas fuera del matrimonio; en otras palabras una amante, querida, concubina. Las canciones mexicanas populares también hacen su parte para dar éste significado a la palabra; como nos muestra Lucha Villa en El Quelite:

 

Que bonito es el quelite,

Bien haya quien lo formó

Que por sus orillas tiene,

De quien acordarme yo

 

Camino de San Ignacio

Camino de San Gabriel

No dejes amor pendiente,

 como el que dejaste ayer

 

Cuando pases por el puente

No bebas agua del río

Ni dejes amor pendiente

Como dejaste el mío


Pedro Infante también tiene su versión; la canción La Verdolaga, que explica como los quelites crecen en todos lados.

 

Los amores más bonitos

Son como la verdolaga

Nomás le pones tantito

Y crecen como una plaga.

 

Y tienes otra ventaja

Si cultivas ese amor,

Que cuando ya se te pasa

smartia, 2016. Derechos reservados