avance

0%
Tu salud, tu responsabilidad
TIENES MÁS CONTROL SOBRE TU SALUD DEL QUE TE IMAGINAS.

de 9 a 6
office Health





Aprende

hace 884 dias


600 seg

El tema de la salud toma cada vez más relevancia en nuestros medios de comunicación ya que, tristemente, cada vez son más las personas que conocemos que han pasado por situaciones complicadas en este tema y no son sólo personas ya grandes, sino también personas jóvenes.

 

Cuando acababa de cumplir 25 años me detectaron un tumor en el cerebro, a los pocos meses otro en la tiroides y después me vinieron muchos problemas de ansiedad, insomnio y depresión. Estas circunstancias han marcado mi vida de manera importante. Ya he platicado muchas de las reflexiones a partir de estos hechos tanto desde el punto de vista humano, como psicológico y espiritual, hoy quiero hablarte del tema de la salud en general, y cómo es importante tomar responsabilidad y acción sobre ese don tan valioso que la vida nos ha entregado.

 

Hay una frase que dice “Hay personas tan pobres que lo único que tienen es dinero” y es muy cierto, ya que hay gente que tiene dinero pero no lo puede disfrutar porque no tiene salud. También hay gente que no tiene salud y tampoco dinero, eso sí que está gacho.

 

Soy de la idea de que hoy en día, hay muchas posibilidades para prepararnos y tener éxito en todas las áreas de nuestra vida como seres humanos. Si bien es cierto que reinan las crisis, también lo es que hay mucha información de valor y, que debemos optar por la autoeducación, la autodisciplina y confiar en el proceso de la vida, en el que la principal actitud es la apertura para estar aprendiendo. La gente que no avanza es la gente que deja de aprender.

 

Y bueno las limitaciones de salud que la vida me ha presentado, en mi caso, han sido grandes aprendizajes. Cuando me dijeron que muchos de los tumores y en general las enfermedades se relacionan con las emociones mal manejadas, me puse a investigar sobre los factores emocionales y los hábitos que detonan en algún mal para la salud, en concreto el cáncer. Al principio me enojé mucho con los autores que decían que las personas con tumores eran personas que guardaban rencor; me lo tomé personal, pero sobre todo me enojé por los niños enfermos ¿Pueden acaso los niños guardar rencor? O ¿no haber manejado de manera correcta sus emociones? Sinceramente es una pregunta para mí de esas que no tienen respuesta.

 

La conclusión a la que llegué después de tantas preguntas, de acordar y enojarme con los autores, es que las enfermedades, como cualquier consecuencia en nuestra vida es multifactorial, no enferman a la gente sólo por guardar rencor, o por una emoción mal manejada, también influye el factor nutricional ¡los alimentos! Ya lo decía Hipócrates: “Que tus alimentos sean tus medicamentos, que tus medicamentos sean tus alimentos”. Es por eso que hoy en día es muy, pero muy importante suplementar nuestra alimentación, ya que por mucha lechuga que comamos, no vamos a obtener los nutrientes necesarios porque el agua, la tierra y el aire están contaminados. Y los alimentos en la actualidad, aunque sean orgánicos, no tienen los nutrientes que tenían hace 30 años. Cuando hice conciencia de esta verdad se me quitó un peso de encima, porque realmente me sentía culpable por haberme enfermado. Me di cuenta de que esta es una de las razones por las cuales cada vez hay más enfermedades en gente joven y por eso ahora me dedico a hacer conciencia sobre esto en una empresa de salud.

 

Y por último el factor genético, es algo con lo que nacemos y que no podemos cambiar. Hay ciertas cargas en los genes que nos inclinan a ser propensos a distintas limitaciones de salud. Así que cuando se juntan los factores (emocional, nutricional y genético) ¡PUM!, se desata la enfermedad. En mi caso todo fue muy a tiempo y me gusta pensar que con un propósito, si algo de lo que yo aprendí te sirve para evitarlo en tu vida o en la de tus seres queridos, mi enfermedad tiene un sentido, así que te lo agradezco.



 

La OMS a comienzos de los años 90 empezó a enfatizar que cada ser humano es responsable de la propia salud. Lo que me hace pensar que la salud es primeramente un don, pero después es una conquista, un logro personal y una responsabilidad.

 

Ya que queda clara la idea sobre la importancia de la salud, quiero invitarte a que tomes responsabilidad y que tomes el asunto de tu salud a corto, mediano y largo plazo como un reto.

 

Esto que te estoy diciendo me hace acordarme de una frase “Lo más difícil para una persona es estar a la altura de sus palabrasy más de personas que nos dedicamos a decir o escribir palabras, ya que hay que esforzarnos por ser congruentes, ¿Qué pensarías de mí si después de publicar este artículo vieras una foto en mi face en la que esté fumando?

Yo también me encuentro en este reto de la conquista de la salud y empecé el camino desde abajo, ya que por los distintos factores que comenté, llegué a perderla de manera importante. Así que no importa en qué punto del camino te encuentres, no importa si tienes o has tenido una enfermedad grave, o si tienes algunos achaques “mientras hay vida, hay esperanza”.

 

Analízate, tienes insomnio, cansancio, ansiedad, depresión, sobrepeso, dolor de cabeza, alergias, te enfermas seguido del estómago o de la gripa, ve cuáles de tus hábitos pueden estar saboteando tu salud y decídete a adoptar hábitos más saludables.

 

Alimentación

 

Ayer estuve conviviendo con mi abuela, ella es una persona a la que admiro en muchos sentidos. Uno de ellos es la manera en la que cuida su salud. Ella dice “hay que cuidar la salud del alma pero también la del cuerpo, porque sin salud no se disfruta nada”. Ella sabe disfrutar de todo CON MEDIDA. Come de todo, pero nunca en toda su vida, y después de 9 hijos, ha tenido sobre peso y nunca la he visto ponerse a dieta. Lo que si he observado es su manera moderada de comer, disfruta de todo pero con moderación.


 


Si tienes sobrepeso haz algo ¡YA! Hay demasiadas enfermedades asociadas al sobrepeso, no te conformes, ¡ármate de valor y fe en ti mismo! Ponte una meta (que es un sueño con fecha de caducidad) y crea tu estrategia para lograrlo. De este tema hay infinidad de información valiosa. Sobre esto que te comento, al escribirlo me estoy comprometiendo a hacerlo ya que después de mi accidente llevo más de 7 kg de sobrepeso. Pero me he decidido a hacerlo para después contarte que sí se puede. Hay muchos casos y fotos en internet que te pueden ayudar a motivarte y pensar ¿si ellos pudieron, porque yo no? Te comparto el caso de mi hermana. Ella aprendió en cabeza ajena y cuando vio lo feo que es perder la salud en mi persona, se puso las pilas con sus hábitos saludables. Cuida su alimentación, toma té verde, hace ejercicio todos los días y suplementa su alimentación. La verdad es que me siento orgullosa de ella y me inspira con su ejemplo de disciplina inteligente, ya que hace que sus hábitos trabajen a favor de ella a largo plazo.

 

Ejercicio

Sip, es el mismo cuento de siempre, pero en esto de la salud no hay pasos que no cuesten trabajo, no hay una fórmula mágica. El ejercicio es lo mejor que tenemos para conservar nuestra salud. Si hacemos ejercicio podemos darnos algún gustito en la comida o comerte la rebanada completa del pastel de chocolate. Si no haces ejercicio, no te la comas. Quiero ahora poner de ejemplo a mi papá -jeje hoy me siento inspirada por mi familia J- Él tenía un sobrepeso importante y una barriga bastante grande, siempre ha hecho ejercicio y es un hábito que le agradezco a mis padres. Antes hacía front tennis pero sufrió una lesión en el tobillo a causa de su sobrepeso. A él le decían el veneno, porque le ponía veneno a la pelota, una forma de decir que era muy bueno con la raqueta. Después de la lesión se fue a nadar, pero se le veía triste porque extrañaba su deporte, hasta que poco a poco se fue  involucrando con la natación. El otro día le quise jugar unas carreritas y me dejó bastante atrás, y bofeada, y eso que me lleva casi treinta años de edad. ¡Ese es mi papá! El no hace dieta rigurosa, come de todo, pero ha cambiado su peso de manera importante, ha perdido más de 3 tallas sólo con la natación. Ahora ya no es “veneno” su apodo es “venemo” jeje, por el pescadito.




 

Visualización

 

Una de las técnicas que me ha ayudado para mejorar en la salud ha sido visualizarme siendo sanada, que mi cuerpo se llena de luz y de energía. Soy una persona espiritual y me gusta leer pasajes de la Biblia donde Jesús sana a los enfermos e imaginarme que soy yo esa persona a la que está sanando. Si bien aún no he alcanzado el nivel de salud que me gustaría, puedo decir que he avanzado gracias a esta técnica que está al alcance, de respirar profundo, cerrar los ojos y poner en marcha la imaginación. Visualízate delgada, delgado, con energía, lleno de vitalidad, corriendo o haciendo ejercicio, aunque mueras de cansancio. Esta técnica cuando se vuelve un hábito en verdad funciona.

 

Con quien te juntas

 

Dice el dicho “El que con lobos anda, a aullar se enseña” y lo podemos aplicar para los hábitos buenos como para los que no son tan buenos. El otro día escuché una afirmación que me impactó: “Eres el resultado de las 6 personas con las que más convives”. ¿Es tu círculo íntimo de personas algo que te construye? Tal vez tienes una familia increíble, con sus errores pero positiva y con buenos hábitos, o tal vez no. Si la tienes, felicidades, consérvala  y colabora para que sea mejor. Si tu círculo cercano te roba energía haz algo para sumar y no restar, puedes juntarte más tiempo con personas positivas. No quiero que intérpretes que tienes que alejarte por completo de los tuyos, los problemas son parte de la vida, a la familia no la elegimos, pero a la pareja y a los amigos sí, así que busca círculos que te aporten buenos hábitos, paseos, deportes, ayudar a los demás, emprendedurismo y virtudes. Conserva en tu vida las personas que le agregan valor, personas que tengan metas y que te inspiren a cumplir las tuyas.

 

Concepto de salud

 

Estuve consultando y me gustó esta definición de salud “Un proceso de capacitación de los individuos y comunidades para que tengan un mejor control de los factores determinantes de la salud”¿Qué te parece? Sólo tienes que entrar en ese proceso, decidirte, capacitarte y poner en práctica pasos simples para poder disfrutar más de la vida, ya que sólo hay una, ¡Cuídala!

 

¿Quieres vivir una vida de existencia o una vida de sustancia?

 

Sé que suena fácil pero sólo es cuestión de decidir y asumir TU RESPONSABILIDAD respecto a tu salud, y dejar de culpar a los factores externos. Conozco gran cantidad de personas que la han perdido y recuperado, también conozco personas que no hacen nada por recuperarla, no cambian hábitos y después se andan preguntando, ¿Por qué a mí me pasan tantas cosas malas?

 

smartia, 2016. Derechos reservados