avance

0%
¿Ya pasaste por la edad prohibida?
SIEMPRE HAY ALGO QUE NOS REGRESA A NUESTRA ADOLESCENCIA.

escape

Mariano Rosas

Profesional del turismo






Aprende

hace 1993 dias


90 seg

Siempre me he preguntado qué es lo que hace que una persona se interese por un libro en específico; simple curiosidad, recomendación, la portada, el título, el tema, la edad, el estado de ánimo, en fin, razones pueden existir muchas. Supongo que la mayoría lo hacemos por recomendación, yo en lo particular he aprendido a dejarme llevar y de esta forma he encontrado sugerencias en los lugares más insospechados.


Hoy viene a mi mente el cómo fue que me interese por mi primer libro. Recuerdo que eran vacaciones (no sé si de verano o de Semana Santa), eso sí hacía mucho calor y para colmo yo entraba en la pubertad, lo cual implica que andaba aburrido o muy inquieto. Mi padre tenía un librero repleto donde reunía desde enciclopedias, diccionarios hasta novelas, así que comencé por leer los títulos y uno llamo mi atención de forma poderosa… "Edad prohibida".  



 

No puedo negar que mi curiosidad se sintió atraída y mi imaginación comenzó a volar, el título era sugerente, además que en esa época acababan de adaptar otro libro del mismo autor al cine "Los renglones torcidos de Dios" de Torcuato Luca de Tena y con Lucia Méndez de protagonista.

 

Para mi sorpresa, en Edad prohibida me encontré con temas muy diferentes a los que esperaba, me atrapo pues me encontré por un lado con muchas vivencias de niños, con esa particular forma que tenemos los hombres de comunicarnos y simpatizar en nuestros primeros años lejos de los padres, con la forma en que vemos a las chicas y de conocerlas o querer conocerlas, de convivir con ellas, como nos vemos y como pensamos que nos ven, lo que pensamos de nosotros, los primeros amigos, la complicidad, el primer cigarro, el primer contacto con una chica, la primera cita, el primer beso, la primera decepción.

 

Edad prohibida es volver a recordar y ¿por qué no? volver a vivir esa etapa, y pues sí, en su momento fue mi primera novela y hoy se convirtió en uno de mis libros de cabecera.

smartia, 2016. Derechos reservados